Ser puntual es importante en tu vida. Consejos para conseguirlo

Si queremos transmitir seriedad, profesionalidad y respeto a los demás, la puntualidad es tu mejor valor. Cuando tienes muchas tareas o simplemente asistir a una entrevista, debes administrar tu tiempo. Si todavía sigues siendo impuntual vamos a ver por qué ser puntual es importante en la vida.

La impuntualidad es un mal hábito que puede generar desconfianza en los demás.

Tenemos que tomar nota de las personas que sí son puntuales. Te permitirá estar siempre en el lugar correcto y en el momento indicado.

texto

Llegar tarde a una cita o no entregar tus informes a tiempo se debe a la mala organización o al desinterés.

Vamos a conocer consejos para saber que ser puntual es importante en tu vida:

  1. Debes reconocer que eres impuntual.
  2. Aprender a valorar el tiempo. No tienes que vivir agobiado, la organización en este caso será práctica para saber vivir cada momento
  3. Prepárate. Cuando tengas una cita o una reunión importante no dejes todo para última hora. Vístete antes o deja preparado tus informes con tiempo
  4. Es importante saber qué tiempo dedicas a cada tarea. Es posible que observando veas que estás perdiendo tiempo. Ese tiempo que puedes reducir y focalizarlo en otra acción
  5. Evita las distracciones. Si te tienes que vestir o terminar un informe, céntrate solo en ello. Olvídate del móvil y ordenador. Evita distraerte, te permitirá terminar antes y ese tiempo invertirlo mejor
  6. Utiliza el reloj. Hoy día podemos tener mayor control del tiempo, todos los móviles cuentan con él. Además con los cronómetros podemos ir reduciendo tiempos en actos que no deberíamos tardar.

texto

Estos son algunos de los consejos que puedes tener en cuenta y ver como ser puntual es importante en la vida. El ser ordenado te ayudará a tener un ambiente relajado. Podrás hacer todo más rápido porque no perderás tiempo en ordenar nada.

Así que tienes que procurar llegar antes a los sitios. Tu imagen puede verse afectada por ser impuntual. Con los consejos y tu iniciativa conseguirás mejorar tus tiempos y cambiarás tu imagen.

Te verán como una persona seria y profesional. Y tendrás una mayor organización en tu vida.

Puedes ver ejemplos de puntualidad en el siguiente artículo, pincha aquí.

No caer en la zona de confort. Claves para conseguirlo.

En ocasiones nos quedamos atrapados en nuestra zona de confort. No avanzas. No arriesgas. Eres un profesional que se aleja de la innovación y del riesgo. Debemos tener cuidado y no caer en la zona de confort.

También a los directivos les suele pasar. Al parecer es algo común, pero para destacar entre los demás tenemos que evitarlo.

texto2

Debes tener en cuenta 3 claves para no caer en la zona de confort:

  1. Tus valores. Tus valores personales y profesionales te distinguen de los demás. No tengas sensación de negatividad. Darle la vuelta. Pontencia tus valores.
  2. Tu visión de vida. Debes visionar tu futuro a largo plazo. Debes tener una visión inspiradora y motivadora
  3. La misión de vida. Debes preguntarte si te has quedado atrapado en tu zona de confort. Y si es así, como salir de ella.

Para no caer en la zona de confort, debemos tener en cuenta diferentes consejos que nos ayudarán. Debemos combatir la falta de  retos y carencia en la creatividad y motivación.

  1. textoSalir de tu área de confort en un momento de innovación.
  2. Busca tu lugar creativo. Cada persona tenemos un lugar especial que nos permite poner en marcha nuestra creatividad.
  3. Quítate el estrés. Da un paseo, toma un café, habla con tus compañeros… Cuando te sientas bloqueado intenta despejarte.
  4. Tener propios retos. Ponte retos diarios para alimentar la productividad y creatividad.
  5. Ser positivo. Es vital para tu trabajo y vida personal. Te aporta confianza en ti y tus proyectos.
  6. Compañerismo. Es primordial contar con tus compañeros. Podéis desarrollar nuevas metas y objetivos. Y aportar una mayor creatividad global.
  7. Arriesgar. No tengas miedo a hacer cosas diferentes. Quien no arriesga no gana. Es algo que siempre se ha dicho y que es verdad.

Son varios consejos que puedes tener en cuenta a la hora de querer salir de tu zona de confort. No es productivo ni creativo. Salir de la zona de confort te permitirá avanzar. A tener nuevas metas. Nuevos proyectos.

Pruébalo. Cambia el chip. Sal de la rutina. Un simple cambio de agenda, puede cambiarte el día. Arriesga. Y siempre se fiel a ti mismo y demuestra tu positividad. Rétate y evita no caer en la zona de confort

Puedes visualizar más consejos en el siguiente artículo. Pincha aquí.

dominar el estrés en la atención al cliente

Dominar el estrés en la atención al cliente.

La atención al público causa es estrés en muchos trabajadores. En ocasiones puede resultar desesperante el gran número de llamadas, quejas y reclamaciones de los clientes.

Es muy importante saber manejar el estrés que estas situaciones nos pueden provocar para ofrecer un buen servicio.

dominar el estrés en la atención al cliente

Por este motivo, la gestión del estrés y las aptitudes organizativas son dos de las cualidades muy valoradas por el departamento de Recursos Humanos.
Para enfrentarnos a un alto volumen de llamadas, a la presión de los objetivos de ventas y  la gestión de reclamaciones de clientes debemos dominar el estrés en la atención al cliente.

Aquí te dejamos prácticos consejos para aprender a dominar el estrés en la atención al cliente:

  1. Es muy importante tomar decisiones, no dejar que el estrés nos bloquee y nos paralice. Esto nos permitirá gestionar mejor nuestra atención al cliente. Poder darle solución a un problema, resolver una duda o vender un producto.
  2. Aprender a valorarse a uno mismo. Tener presente que hacemos bien nuestro trabajo y que podemos dar lo mejor de nosotros mismos. Tener confianza en el trabajo que realizamos nos ayuda a mostrarnos más seguros ante los clientes y gestionar mejor nuestras ventas y consultas.
  3. Aprender a relajarse. Ante un cliente disgustado, debemos permanecer relajados para buscar una solución a su problema. Demostrarle que controlamos la situación. No perder el control ante un cliente disgustado ayuda a manejar esa situación mejor. Si el cliente nos percibe relajado y controlando la situación podremos manejar el conflicto y encontrar la solución a su problema.
  4. Reírnos más en el trabajo. Hay que aprender a disfrutar de nuestro trabajo y mostrar esa actitud al cliente. Si nos mostramos simpáticos, agradables y reímos, conseguiremos contagiar al cliente que estará más receptivo a una venta o consulta.

    Reír es la mejor solución para descargar tensión y restaurar el equilibrio.

    dominar el estrés en la atención al clienteEsta actitud nos ayuda a olvidarnos de los malos pensamientos y ser más positivos.

  5. Tener alta autoestima. Esta actitud nos permite generar serenidad y equilibrio emocional. Si confías en ti y tienes plena conciencia de tus habilidades y profesionalidad, podrás dominar el estrés en la atención al cliente. El cliente sentirá que está en buenas manos.